De:
Debido a que atendemos en diferentes puntos de la región, el horario de atención al cliente en Santander no es continuado. Por favor llame antes de pasar por nuestro Centro.

Métodos para el análisis de la composición corporal

Etiquetas: ,

Articulo publicado en la revista Cronoaventura
 
 
Generalmente cuando queremos comprobar si estamos “en forma”, solemos pesarnos en una báscula  para determinar cuánto hemos “engordado o adelgazado”.
 
En la realidad los conceptos de sobrepeso o delgadez son tan subjetivos que ¿cómo lo definiríamos?  Ya que estos valores no son del todo reales, si no están a nuestro alcance otros datos como: nuestra morfología, constitución, altura y proporción entre el tejido adiposo y el muscular.
  
Por lo que últimamente hemos pasado de un termino que nos ha acompañado durante muchos años llamado: “Peso Ideal”, (avalado por valores y coeficientes de tablas estandarizadas que, como tales,  resultaban ser bastantes aproximadas y que con el tiempo se han quedado obsoletas), a términos cada vez mas científicos como: índice de masa corporal, porcentaje de grasa corporal, masa magra, agua corporal total, etc.
  
Pero realmente ¿cómo podemos medir fiablemente la grasa corporal?
  
Hasta hace poco tiempo resultaba una labor difícil, incómoda y cara, al tener que hacerse en Centros de Alto Rendimiento Deportivo o en Centros estéticos Especializados.
  
Hoy en día existen varios métodos  para poder medir la grasa en un individuo, pero los que yo utilizo habitualmente son:
 
1- Bioimpedancia Eléctrica: medición a través de la conductividad eléctrica del tejido corporal.  (Foto 1)
 
2-  Plicómetro: instrumento con forma de calibre,  que mide el espesor de unos pliegues cutáneos en diferentes puntos representativos del cuerpo,  y que junto a parámetros como el peso y la altura,  nos permite calcular nuestro porcentaje de grasa corporal. (Fotos  2 y 3)
  
Con estos 2 aparatos, tendremos los suficientes conocimientos de la persona a tratar, e interpretar los resultados y manejarlos correctamente en la elaboración de un plan personalizado al individuo.
 
Entre ellos  existen diferentes características, pero por eso mismo se complementan perfectamente, ya que el Plicómetro, nos permite medir los pliegues de la piel “que nos sobra” llamada grasa. Se trata de coger, (para hablar de un resultado bastante fiable) por lo menos 9 medidas en diferentes puntos de nuestro cuerpo proporcionándonos un resultado bastante aproximado, sobretodo en personas muy obesas, en los que realizarles una Plicometría es una labor complicada, que además puede hacerlas sentirse incomodas.
 
Mientras que, se revela una herramienta muy valiosa,  a la hora de que el objetivo sea un resultado principalmente deportivo o estético, porque podremos medir en cada parte de nuestro cuerpo, la evolución del adelgazamiento, producida por la combinación de la dieta y el ejercicio.
 
Cuando lo que se pretende es un adelgazamiento localizado, hay que tener en cuenta que todos engordamos según un patrón genético y desafortunadamente adelgazamos en el contrario.
 
Es decir, solemos quemar la grasa primero donde menos nos interesa y por ultimo donde más se nos acumula. Es en este caso, que la planificación del programa de entrenamiento, tiene un papel fundamental: lograr en combinación con el régimen,  reducir la grasa de forma localizada.
 
La Impedancia Bioeléctrica es una técnica no invasiva, para la determinación de la Composición Corporal, obtenida mediante la conducción de una corriente eléctrica aplicada al organismo, y que registra los parámetros físicos de impedancia, resistencia y reactancia.
 
Con ella se pueden establecer los siguientes valores: AGUA CORPORAL TOTAL, MASA MAGRA o LIBRE DE GRASA, GRASA CORPORAL, METABOLISMO BASAL, INDICE DE MASA CORPORAL y añadiendo algún parámetro externo más, el % de RIESGO CARDIOVASCULAR. Determinando,  los niveles de cada uno de los parámetros con una fiabilidad del 99%.  (ver PDF al final)
 
El modelo que utilizo habitualmente, es el TANITA 418,  que además de recopilar todos los parámetros anteriormente descritos, se diferencia por su tecnología sectorial de 8 sensores; es decir que gracias a su técnica octopolar nos permite obtener una medidas bioeléctricas de todo el cuerpo,  y de cada uno de sus segmentos individualizados.
 
La corriente (tranquilos, es inadvertible) se trasmite por todas las extremidades, brazos y piernas, y el voltaje medido, corresponde a la impedancia de cada una de ellas y también las del tronco.

Con esta nueva técnica se obtienen los datos de cinco lecturas distintas: Cuerpo entero, pierna derecha, pierna izquierda, brazo derecho y brazo izquierdo.
Tales lecturas permiten determinar la composición corporal de todo el organismo y de cada uno de los segmentos citados.
 
MEDICIÓN DE LA GRASA CORPORAL
 
El Porcentaje de grasa corporal es la cantidad de grasa expresada como una proporción del peso corporal. Se ha demostrado que la reducción de los niveles excesivos de grasa corporal disminuye el riesgo de ciertas enfermedades tales como: las cardiacas, la hipertensión arterial, la diabetes y algún tipo de cáncer
 
LA COMPOSICION CORPORAL
 
Aunque es cierto que estudios estadísticos fiables demuestran una relación muy estrecha entre la obesidad y el peso corporal total, también es cierto que tales estudios no tienen en cuenta la composición corporal de los sujetos pesados.
Esta consideración puede conducir a errores, en la valoración de la obesidad de un sujeto, sobretodo si éste, es una persona con una gran masa muscular.
 
En estos casos y dado que la obesidad es considerada como el exceso de GRASA, el valor del peso total no puede ser un índice de valoración de la misma aunque el sujeto pese más de lo que aconsejan las TABLAS DE PESO IDEAL e incluso el mismo INDICE DE MASA CORPORAL
 
AGUA CORPORAL TOTAL
 
Es como su nombre indica toda el agua que existe en nuestro organismo. Básicamente se podría decir que está contenida en la MASA LIBRE DE GRASA, o MASA MAGRA. Nuestro organismo se encarga de mantener equilibradamente el nivel de hidratación adecuado. Grandes cambios producidos en este compartimiento, comportarán riesgos para el estado de salud.
 
MASA MAGRA
                                                                                                                                                                                                                             Es el compartimiento activo del cuerpo, y contiene: los órganos, huesos, sangre, músculos, etc. Es sin duda alguna, el compartimiento más importante y su pérdida excesiva puede ocasionar estados de desnutrición. Uno de los motivos que pueden hacer peligrosas las dietas no sujetas a controles es precisamente la pérdida en exceso de este compartimiento.
 
Si esta pérdida se produce de forma continuada (regímenes desequilibrados seguidos por largos periodos de tiempo) se pueden ocasionar en el organismo, déficits  irrecuperables.
 
MASA GRASA
 
Es el único compartimiento que se puede perder, con rigor científico, y que su pérdida no supone un riesgo para el estado de salud. Al contrario, el exceso de la misma, por encima de un INDICE de MASA CORPORAL de 30, puede tener graves consecuencias cardiovasculares.
 
No obstante es conveniente recordar, que si bien la obesidad puede ser peligrosa, la grasa forma parte de nosotros como los demás compartimentos, y que el tener mayor o menor cantidad no depende solo de una cuestión nutricional o de hábitos alimentarios erróneos. Existen factores hereditarios y constitucionales contra los que no se puede luchar.
 
El profesional será la persona indicada para determinar los motivos de la misma e instaurar el programa correspondiente.
 
INDICE DE MASA CORPORAL (IMC)
 
También conocido como ÍNDICE de QUETELET  (Foto 4)  está definido como el cociente de dividir el peso en Kg. por la talla en metros al cuadrado. Es actualmente, el método de referencia, como parámetro de definición de obesidad más utilizado.
 
No obstante, este método de evaluar la obesidad, presenta limitaciones bien precisas, derivadas del hecho, que se prescinde del real contenido de grasa del cuerpo. Ello puede generar errores de clasificación, como en el caso en que haya un aumento de la MASA MAGRA, que pudiera ser debido a un desarrollo marcado de la masa muscular, sin exceso de la masa grasa.
 
Esta especial condición, es decir, la diferenciación entre los componentes de la composición corporal puede evidenciarse mediante los pliegues subcutáneos de la masa grasa, o mediante los parámetros bioeléctricos de la impedancia bioeléctrica.
 
METABOLISMO BASAL
  
Es el nivel mínimo de energía que un cuerpo necesita para funcionar eficientemente en reposo, incluyendo: los órganos del sistema respiratorio y circulatorio, el sistema nervioso, el hígado, los riñones y otros órganos.
 
Se queman calorías independientemente de la actividad que se esté realizando, incluso cuando dormimos. Aproximadamente un 70 % de las calorías que se consumen diariamente son utilizadas por el metabolismo basal.
  
Durante la actividad física se quema energía, que será mayor cuanto más vigorosa sea dicha actividad, y  mayor será,  la cantidad de calorías que se queme.
  
Ello se debe a que el músculo estriado (que representa aproximadamente un 40% del peso corporal) funciona como un motor y utiliza una gran cantidad de energía. El metabolismo basal se ve afectado en gran medida por la cantidad de músculos que tengamos; el aumento de la masa muscular ayuda a que el metabolismo basal se acelere.
  
Tener un metabolismo basal más elevado aumentará la cantidad de calorías quemadas y ayudará a reducir la cantidad de grasa corporal.
  
En cambio un metabolismo basal bajo hará que resulte más difícil perder grasa corporal y peso total en general.
 
Descargar: Informes_tanita.zip [1,73MB]

Quizás te pueda interesar:

Comentarios

Deja tu comentario:

(no se visualizará)

Ayuda Textile